Terapia ocupacional para personas con demencia: Un potencial más allá de la independencia funcional

Terapia ocupacional para personas con demencia: Un potencial más allá de la independencia funcional

La demencia o trastorno neurocognitivo mayor es una condición de creciente prevalencia y tiene un gran impacto en las personas, familias, y comunidades. Las aproximaciones no farmacológicas, o psicosociales, son actualmente la principal estrategia de tratamiento para lograr una mejor calidad de vida en las personas con demencia. Las profesiones sanitarias compartimos el desafío de desarrollar estrategias que evidencien su aporte a las personas que viven con demencia y a quienes les apoyan en la vida diaria.

La ocupación como factor protector de la demencia por enfermedad de Alzheimer

La demencia es un síndrome que se está incrementando de forma alarmante, estimándose que existen más de 44 millones de personas con esta enfermedad en el mundo y esta cifra se duplica cada 20 años. Una persona con demencia vive un promedio aproximado de 8 años con esta condición, lo que se traduce en 8 años de una pérdida progresiva de la independencia en las actividades cotidianas, 8 años de necesidades de cuidados que van complicándose en el tiempo, 8 años en los que un familiar deberá desempeñar el rol de cuidador.