Beneficios de terapias alternativas a la farmacológica, como la música, en el estado fisiológico del paciente con alzhéimer

En la actualidad la enfermedad del Alzheimer se encuentra encabezando tristemente la lista de enfermedades neurodegenerativas a nivel mundial, de hecho, y según publicó recientemente la revista Neurology, se espera que siguiendo la curva ascendente de prevalencia actual, en 2050 se pase de una población de 36,5 millones de enfermos actuales en todo el mundo, a más de 109.

El encuentro a través del canto

Las personas con demencia en fase avanzada presentan grandes dificultades para percibir e interpretar la información del ambiente, así como para expresarse mediante el lenguaje verbal. Estos dos aspectos son cruciales para poder mantener el diálogo, de manera que si se deteriora la comunicación, nos resultará más complicado identificar y cubrir las necesidades psicosociales de la persona.

«El reflejo del pasado, la voz del presente» Musicoterapia y demencias

El Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias de Salamanca, dependiente del Imserso, ha apostado desde el primer momento por las terapias no farmacológicas, considerando a la Musicoterapia como parte del equipo multidisciplinar que interviene en fases de valoración, definición de objetivos, establecimiento del Programa de Atención Individualizado (PAI), intervención, seguimiento y evaluación de cada uno de los usuarios.