«La ruta del alzhéimer»: un proceso unificado para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad (III)

Toda demencia posee un tratamiento desde una doble vertiente: la vertiente farmacológica y la vertiente no farmacológica. La primera debe haber sido cubierta en la segunda parada, protagonista del artículo anterior, las unidades clínicas especializadas. La segunda será cubierta en la tercera parada: las asociaciones especializadas.

«La ruta del alzhéimer»: un proceso unificado para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad (II)

Comentaba en el anterior artículo que Atención Primaria ha de ser el nexo de unión entre paciente y la unidad especializada. Aunque esto puede resultar algo obvio, en la práctica clínica son muchos lo casos en los que la persona afectada no llega a ser ni siquiera explorada por un especialista. Es por ello por lo que la segunda parada de la «ruta del Alzheimer» se convierte en una fase crítica en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

«La ruta del alzhéimer»: un proceso unificado para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad (I)

La irrupción de sintomatología que cursa con demencia suele causar desconcierto en las personas allegadas a quien los padece: en este momento el diagnóstico de la enfermedad y el establecimiento de un tratamiento para ralentizarla al máximo, fomentándose así la calidad de vida de la persona afectada, se convierte en algo fundamental.