Recomendaciones de fisioterapia para personas con demencia leve-moderada durante el aislamiento preventivo.

Autora:Rocío Valle Bermejo

Estos días de confinamiento nos pondrá a prueba la salud emocional y física, tanto del cuidador como de la persona cuidada.

Mantener unos cuidados posturales y establecer una rutina de actividad física diaria en el domicilio en personas con demencia, va a ser muy favorable para mejorar la calidad de vida, la autoestima, la salud y el bienestar general, de la persona con demencia y su cuidador. También vamos a intentar que los tiempos de sedentarismo sean activos y beneficiosos, favoreciendo un control postural correcto.

Por todo ello, a continuación, os hacemos unas recomendaciones generales:

  1. Debemos de disminuir los tiempos de sedentarismo a lo largo del día pues van a resultar contraproducentes.
  2. Vamos a cambiar de posición cada 1.5 -2 horas, evitando estar en la misma posición por tiempos prolongados. Podemos cambiar de asiento, el tipo de silla/sillón, poner las piernas en alto durante 10-15 minutos y reclinar el respaldo si es posible (considerándose también éstos un cambio de postura), aprovechar para ir al WC, hacer parte de ejercicios del plan de actividad física diaria…
  3. Durante el tiempo que se permanece sentado, es recomendable cada 30- 40 minutos recolocarse hacia la postura correcta, que la veremos más adelante.
  4. Aprovecharemos este tiempo de sedestación (postura sentado) para hacer tareas cognitivas a través de fichas de estimulación recomendadas, leer la prensa, tareas manipulativas, actividades de ocio que le gusten (cartas, domino, puzles, encajables, ver TV..), actividades de la vida diaria, escuchar música, leer, conversar, descansar…
  5. La posición de sentado vamos a cuidarla para que sea activa y beneficiosa; esto quiere decir que vamos a procurar que sea una postura correcta, donde trabajemos el tono muscular, pero a la vez estemos cómodos y evitemos complicaciones o efectos secundarios; el peso transferido tiene que ser igual para todo el cuerpo y estará repartido entre el suelo, el respaldo, el asiento y si los hubiera los reposabrazos.

POSTURA SEDENTE CORRECTA

La postura sedente correcta ya sea en silla/sillón es la siguiente:

  • Pelvis ocupando la profundidad del asiento. La profundidad del asiento y el alto de la silla debe permitir llegar con los pies al suelo para que estén apoyados. Si no, podemos buscar un elemento externo que permita ese apoyo.
  • Espalda apoyada en el respaldo que permita reposar toda la espalda y hombros. En función de la actividad que estemos haciendo habrá mayor/menor apoyo de la espalda.
  • El respaldo con el asiento debe formar un ángulo ligeramente superior a 90o.
  • Las piernas deben estar alineadas y simétricas. Rodillas dobladas en ángulo recto.
  • Los brazos pueden descansar en los reposabrazos, o sobre la mesa, si se está haciendo actividades en mesa.
  • Para una postura de descanso en sedestación, podremos apoyar la cabeza en el respaldo de sillón, o colocar un cojín, elevar piernas…relajar la musculatura.
  1. Vamos a intercalar estos períodos de postura sedente realizando o no actividades de ocio, esenciales o de descanso, con momentos de actividad física. Podemos realizar un plan de actividad física reglado, o caminaremos por nuestras casas, aprovechando los pasillos, estando éstos libres de obstáculos y utilizando un calzado adecuado (continente)… Todo ello con el fin de mantener la condición física, estimular a nivel mental, y actuar en nuestro estado emocional y psicológico.

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada