No todo es la memoria: síntomas conductuales y psicológicos de la enfermedad de Alzheimer

Pablo Richly Médico psiquiatra. Jefe de la Clínica de Memoria de INECO

La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia a nivel mundial causando trastornos cognitivos, funcionales y conductuales. Estos últimos suelen ser subestimados o considerados erróneamente como accesorios cuando en la realidad son parte importante de la presentación clínica y del pronóstico de la enfermedad.

Por ello es fundamental que los médicos estén capacitados para detectar y tratar síntomas como la depresión, la apatía, los síntomas psicóticos, los trastornos del sueño, la agitación y/o agresividad ya que frecuentemente se observan en esta enfermedad. Tanto la presentación clínica como el abordaje de estos síntomas pueden diferir del de otros trastornos psiquiátricos o neurológicos, por lo cual es importante conocer la especificidad de los mismos, entendiendo que son emergentes de la propia enfermedad de Alzheimer.

Actualmente se considera que los trastornos conductuales de la EA tienen un importante peso específico en el impacto de la enfermedad y son frecuentemente motivo de consulta en el sistema de salud. La correcta identificación y abordaje de los mismos son vitales en la concepción de un abordaje integral de la enfermedad tanto desde el punto de vista individual, familiar como sanitario.

Debido a la escasa eficacia de la medidas farmacológicas es de vital importancia la capacitación de los cuidadores y personal involucrado en el cuidado de la persona afectada por la enfermedad para buscar a través de un adecuado control de los síntomas conductuales y psiquiátricos asociados a la demencia la mejoría de la calidad de vida del paciente y su familia sin exponer al mismo a riesgos para su salud.

Depresión La depresión es una alteración patológica del estado de ánimo que se caracteriza por la presencia de marcada tristeza y/ o dificultad para sentir placer. Se estima que afecta a un 30-50% de las personas con EA.
Apatía Actualmente se considera que la reducción de la motivación, el interés, la iniciación de la acción y la reactividad emocional son parte de la apatía y que la falta de motivación es el núcleo de la misma. Es el síntoma neuropsiquiátrico más frecuente en la EA con una prevalencia que va del 60 al 90% (aumenta con la severidad de la enfermedad).
Síntomas psicóticos Aproximadamente el 40% de los pacientes con EA experimentan síntomas psicóticos en algún momento del curso de la enfermedad, siendo los delirios los más prevalentes. Dentro de estos los más frecuentes son los de hurto, abandono, persecución e infidelidad.
Agitación/agresividad Estos síntomas se hacen más evidentes en la medida que la enfermedad progresa y son los síntomas que requieren intervenciones farmacológicas con mayor frecuencia ya que suelen provocar elevados niveles de estrés en familiares y cuidadores. Se estima que afecta al 20% de los pacientes con EA que viven en la comunidad y entre el 40-60% de los pacientes institucionalizados.
Trastornos del sueño Pueden presentarse como dificultad para conciliar o mantener el sueño, tener demasiado sueño durante el día, quedarse dormido en momentos inapropiados, presentar alteraciones del ritmo sueño-vigilia o conductas anormales durante el mismo. Ningún fármaco tiene un claro balance riesgo/beneficio positivo en estos cuadros pese a ser utilizados frecuentemente.

Tabla I / Síntomas conductuales y psicológicos de la enfermedad de Alzheimer
 

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada