Ser viejo no es estar muerto: la emoción como sentido a una larga vida humana

Ser viejo no es estar muerto: la emoción como sentido a una larga vida humana

Recomendación bibliográfica de la semana

MARÍA PÉREZ HERNÁNDEZ, LUIS ALFONSO CAMBRE MARTÍNDOCUMENTALISTAS

Mora Teruel, F. (2017). Ser viejo no es estar muerto: la emoción como sentido a una larga vida humana. Madrid: Alianza.

Portada libro Ser viejo no es estar muertoReflexiona sobre el envejecimiento, asunto de especial relevancia en las sociedades occidentales actuales, en las que las personas cada vez viven más tiempo sin saber, en ocasiones, para qué. Un asunto que, por su importancia, guarda implicaciones a nivel personal y cotidiano, profesional e intelectual, científico y filosófico e incluso religioso. De su mano, investigar sobre el envejecimiento requiere comprender una de las vertientes fundamentales del ser humano: la emoción, «ese motor que todos llevamos dentro y que nos empuja a seguir vivos».

La emoción no envejece, mueve al mundo y no se pierde, según las últimas investigaciones de la Neurociencia. Reavivar la emoción es una nueva cultura de envejecimiento activo y sano.

La esperanza de vida se está alargando, cada vez hay personas que viven más años, por tanto los estilos hay que cuidarlos, hay que tener mejores relaciones humanas, hay que seguir creando culturas dignas para seguir atendiendo a las personas con más edad porque mientras las emociones se vayan alimentando hay vida activa. Un joven puede estar muerto mientras que un viejo puede estar vivo, se trata de conseguir entusiasmar, emocionar, seguir con una curiosidad activa que nos lleve a la atención por aprender, independientemente de la edad que se tenga.

Podéis encontrar este título en la Biblioteca-Centro de Documentación del CRE de Alzheimer

 

  • Comparte...
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Google+
  • Tweet about this on Twitter
  • Compartir en LinkedIn

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada