La fuerza del tren inferior principal predictor de la calidad de vida en pacientes con alzhéimer

FERNANDO PINEDA ORTEGA, JAVIER BUENO ANTEQUERA, MIGUEL ÁNGEL OVIEDO CARO, DIEGO MUNGUÍA IZQUIERDOGRUPO DE INVESTIGACIÓN «ACTIVIDAD FÍSICA, SALUD Y DEPORTE CTS-948». DEPARTAMENTO DE DEPORTE E INFORMÁTICA. UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE, SEVILLA

La causa más común de demencia es la enfermedad de Alzheimer (EA), la cual tiene una prevalencia cada vez mayor en los países occidentales debido a que la esperanza de vida sigue creciendo (Santana-Sosa, Barriopedro, López-Mojares, Pérez y Lucia, 2008).

En los países desarrollados la EA, junto con otras demencias, ha llegado a ser una de las diez principales causas de muerte (World Health Organization, 2011).

Aunque el riesgo de demencia y particularmente de EA, depende en gran medida de factores biológicos y genéticos (Armstrong, 2011; Hollingworth et al., 2011; Sillen et al., 2006), hay evidencias crecientes de que algunos factores del estilo de vida están vinculados con el desarrollo de la enfermedad, factores estos potencialmente modificables (Flicker, 2010), lo que sugiere que los individuos pueden influir en su estado cognitivo al final de la vida a través de los estilos de vida (Baltes, 1987).

La EA es la principal fuente de deterioro funcional en las personas mayores (Sauvaget, Yamada, Fujiwara, Sasaki y Mimori, 2002; Thomas, 2001), está relacionada con el deterioro físico y la masa muscular reducida, resultando en una disminución de la movilidad y en un mayor riesgo de caídas y fracturas. Esta pérdida de la capacidad funcional (CF) va a afectar a la capacidad del sujeto para realizar las actividades de la vida diaria (AVD), a su independencia funcional y con ello a su calidad de vida relacionada con la salud (CVRS).

El mantenimiento de una buena condición física en los pacientes con EA puede no sólo mejorar su estilo de vida, sino también prolongar su independencia, e incluso ralentizar la progresión de la enfermedad (Maci, Pira, Quattrocchi, Nuovo, Perciavalle y Zappia, 2012).

Objetivo

Analizar los factores predictores de la CVRS en los pacientes diagnosticados de alzhéimer en el centro de día AFA El Campillo, describir sus niveles de condición física y composición corporal y compararlos con recientes valores de referencia nacional.

Para la realización de esta investigación se evaluó la CVRS, la CF, el estilo de vida, la composición corporal y la función cognitiva en 15 enfermos de Alzheimer con una edad media 80.4 años. La CVRS fue evaluada mediante el cuestionario general Euroqol-5D; la CF mediante test específicos que valoran la condición física (Batería Senior Fitness Test, 30-m walk y fuerza de prensión manual) y mediante la escala Falls Efficacy Sacale – International que valora el miedo a caer; el estilo de vida a través de un calorímetro portátil que mide el gasto energético; la composición corporal mediante un analizador de composición corporal portátil y la función cognitiva mediante test específicos que valoran el deterioro cognitivo (Mini Mental State Examination y Fluencia Verbal Semántica).

Resultado

La fuerza del tren inferior (FTI), el riesgo de caída y el IMC fueron determinantes significativos de la CVRS (R²=0.77, p=0.002), siendo la FTI el mejor predictor independiente de la CVRS, el cual contribuyó en un 49% a la variación de la CVRS. La resistencia aeróbica, el tiempo tumbado, el tiempo de sueño, el deterioro cognitivo y el tiempo en los test de equilibrio y de marcha también se encuentran asociados con la CVRS.

Conclusión

La FTI, el miedo a caer y el IMC son determinantes significativos de la CVRS en personas mayores con alzhéimer, siendo la FTI la que explica la mayor proporción de la varianza de la CVRS de los enfermos de alzhéimer.

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada