Fiabilidad y validez de la batería de evaluación del deterioro grave versión abreviada (SIB-S) en pacientes con demencia en España

Isabel Cruz OrduñaPSICÓLOGA

La mayoría de los instrumentos de evaluación para la demencia han sido diseñados para ser aplicados en fases leves o moderadas. Los avances médicos, en investigación y el desarrollo de los cuidados en pacientes con demencia, está aumentando el número de pacientes que llegan a un estado avanzado de la enfermedad. Además, existe evidencia de que en estas fases avanzadas de la demencia existe capacidad cognitiva que puede ser detectada con test específicos que sean más sensible al estado cognitivo y que, al mismo tiempo, sean capaces de dar cuenta de la heterogeneidad de la ejecución cognitiva en las fases avanzadas de la enfermedad. La realidad clínica muestra que se cuenta con insuficientes instrumentos válidos y fiables para evaluar el estado mental en estos pacientes.

El objetivo de este trabajo consistió en evaluar los atributos psicométricos de la Batería de Evaluación del Deterioro Grave, en su forma abreviada (SIB-s) en población española. Este test fue desarrollado por Saxton et al., 2005 para evaluar el estado cognitivo de pacientes institucionalizados con demencia avanzada. Se tarda en administrar unos 15 minutos, la mitad de tiempo que la escala original. Consta de 26 preguntas agrupadas en los mismos 9 dominios que la escala original (SIB). El rango posible de puntuación oscila de 0 a 50 con un máximo de puntuación de 2 para 24 de los ítems y de 1 punto para dos ítems (19 y 38). Mantiene las propiedades psicométricas de validez y fiabilidad de la escala original.

En el presente trabajo los pacientes evaluados proceden de la residencia (85,8%) y del centro de día (14,2%) para sujetos con demencia degenerativa del Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía (CAFRS). La muestra del estudio estaba formada por 127 pacientes (mujer: 86,6%, media de edad: 82,6±7,5) con un diagnóstico de demencia basado en los criterios del DSM-IV-TR. El diagnóstico de enfermedad de Alzheimer posible o probable (74%) fue el más frecuente. Respecto al grado de deterioro, en el 92,9% los pacientes presentaron un deterioro moderadamente-grave o grave. Los pacientes fueron evaluados con la SIB-s y además con las siguientes medidas: Escala de Deterioro Global [GDS], Mini Examen Cognoscitivo [MEC], Mini Examen del Estado Mental Grave [sMMSE]), Índice de Barthel y escala FAST del estado funcional.

Los resultados mostraron una puntuación media total de la SIB-s de 19,10±15,34 (rango: 0-48). Los efectos suelo y techo menores del 20%. El análisis factorial identificó un único factor que explica el 68% de la varianza total de la escala. La consistencia interna fue alta (alpha de Cronbach=0,96). La correlación item-total corregida osciló entre 0,27 y 0,83 y la homogeneidad de los ítems 0,43. La fiabilidad test-retest e inter-evaluador fue satisfactoria (ICC=0,96 y 0,95), así como la validez de constructo convergente con otras medidas cognitivas MEC (rs=0,83), sMMSE (rs=0,90). El error estándar de la medida fue de 3,07 para el total de la escala (1/2DEbasal=7,67).

Podemos concluir que los resultados del presente estudio sugieren que la SIB-s es un test fiable y válido en la evaluación de pacientes con demencia moderada-grave de forma relativamente breve, manteniendo la fiabilidad y validez de la SIB original sin un efecto techo y suelo significativos.

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada