Ducha y aseo

Ducha y aseo

Gloria Teresa Zapata OsorioFisioterapeuta

Natalia Rosillo CarreteroTerapeuta ocupacional

Carmen Recio AlfonsoAuxiliar de enfermería
 

Recomendamos leer previamente la entrada «Fomento de la autonomía personal: asesoramiento práctico para cuidadores y familiares en el cuidado diario de una persona con demencia».

  • El aseo personal es una actividad muy íntima y privada. Cuando se ayude a una persona con demencia a lavarse es importante ser sensible y delicado, y respetar su dignidad.
  • Todas las personas tenemos nuestras propias costumbres para el cuidado personal. Es importante tratar de apoyar a las personas con demencia a continuar con esas rutinas el mayor tiempo posible. Cuando haya que tomar decisiones sobre el aseo hay que considerar los sentimientos y dignidad de esa persona. Pensar qué rutinas funcionan mejor así como sus preferencias.
  • Muchas personas cuentan con un cuidador profesional de ayuda en el domicilio para realizar el aseo personal. Se debe planificar previamente el alcance de la ayuda y su organización. La presencia de un cuidador del mismo sexo podría resultar menos incómodo y ayudar a tener en cuenta la privacidad de la persona.
  • Hay que tener en cuenta algunas consideraciones como: ¿dónde prefiere desnudarse?; ¿prefiere ducharse o un baño?; ¿le gusta ducharse por la mañana o de noche?; ¿qué productos de baño está acostumbrado a usar?, etc.
  • Es importante que la temperatura del cuarto de baño sea cálida.
  • Se debe informar acerca de la tarea que va a realizar en ese momento, involucrando a la persona en las decisiones. Preguntarle si quiere ducharse o bañarse.
  • A la hora de la ducha se debe dejar sólo lo necesario – por ejemplo, esponja, gel, champú, etc.
  • Asegurarnos de que la temperatura del agua sea la adecuada, probando previamente el agua con nuestras manos y posteriormente, ofrecer que lo compruebe desde sus pies o manos.
  • Dar indicaciones verbales recordando qué parte del cuerpo se debe enjabonar. Las indicaciones verbales pueden ir acompañadas de imitación.
  • En aquellos casos que requiere de una ayuda física debe ir acompañada de la verbalización y de esta forma estaremos informando a la persona de lo que estamos haciendo.

FORMA CORRECTA

FORMA INCORRECTA

También te puede interesar la entrada «Despertar y levantarse de la cama».

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada